Tristeza es ser triste y mucho peor mediocre

Estaba visto que la pandemia, el final de la campaña política, el reacomodo de fichas, comenzarían a dejar los zapallos en su lugar. Y van quedando.

Por fortuna oportunidad de escuchar mucha cosa en vivo no tenemos por razones elementales de fortalecer productos que se escuchan, se ven, se leen.

Esta semana que pasó ha sido particularmente especial. Y el comienzo ha sido fatal. escuchar un audio en el que se dice que un periodista que pegó siempre al intendente debería pedirle trabajo ya que volvió a ganar es….impresentable. Porque es el mismo que no le pegó cinco, le pegó diez, quince y hoy recurre sistemáticamente a su popular archienemigo para responder agenda. Su agenda estimado está agotada. No le quedan ni tapas, ni hojas, ni vuelta.

Como tampoco le quedan a su interlocutor que habló de estatura moral, ética, siendo el mismo que encarceló a un empresario conocido, popular, que sigue libre.

Ver ese dueto, al que se suman otros interlocutores mediáticos que dicen que la pandemia no transversaliza la información en estos tiempos, es en verdad para asustarse al menos.

Dijeron que si Hitler viviera le harían una nota porque es el rol de periodista.

No hay que responder desde este lugar y por una sencilla razón, mientras siempre buscan rivales para estar en carpeta o al menos sonar, nosotros trabajamos.

Y no silenciamos jamás de los jamaces, pases a comisión o acomodos políticos que a veces se pagan con facturas oficiales, otras tantas con agradecimientos impresentables de beneficios a los que los comunes no llegan. Donde trabaja la «compañera» del medio al que defienden hablando de moral y ética? Puede ser tu cuñada, tu amiga, tu confidente. Puede ser la dueña de la comarca, pequeña pero comarca al fin.

Una nueva fórmula creada desde la maldad, ideada desde la incapacidad pero que en su momento y desde el mismo nicho informativo difamaron no a uno sino a dos ex intendentes a los que hoy llaman cuando necesitan visualizar un muy pobre trabajo. La mediocridad campea y se mezcla con la pandemia. Algunos trabajamos a toda hora…..y otros, pocos, hacen deberes de agenda ya marcada por nuestros productos. Eso si, en la medida de las posibilidades al usar frases citen quienes las crean, por el derecho de autor decimos….nada más.

Dejanos Tú Comentario

Acción no permitida! HostingServicios.com