Vivió el teatro, «pase verde» un éxito en El Sodre

Después de la ovación cerrada que recibieron los bailarines del Ballet Nacional del Sodre, el ministro de Educación y Cultura, Pablo Da Silveira, se subió al escenario, agarró un micrófono y dijo algunas palabras que quedaron resonando en la cabeza de varios. Da Silveira, después de referirse al apoyo que necesita el sector cultural que ha sido tan golpeado por esta pandemia, subrayó: “Quisimos hacerlo entre nosotros, no fuimos a buscar gente para ponerla a prueba a ver cómo funcionaba la cosa. Para que quede claro que esto no es una fiesta y que nosotros no organizamos un espectáculo para nosotros mismos, vinimos todos solos, sin pareja”. La sala Hugo Balzo del Auditorio Adela Reta del Sodre quedó en silencio. A pesar de que la referencia del ministro creó más dudas de las que aclaró, es cierto que Da Silveira se preocupó, durante el transcurso de toda la velada, por demostrar que la prueba del pase verde no desafiaba la situación sanitaria. En realidad, aún no se sabe con exactitud si lo hizo.
De los 190 hisopados realizados anoche, el 100% fueron negativos. Así lo confirmó a El País Guillermo Laurnaga, adscripto del ministro Daniel Salinas en el Ministerio de Salud Pública (MSP) y organizador del evento. “Ahora lo que resta es esperar porque en estos días se va a hacer un seguimiento, llamando aleatoriamente para ver si las personas que concurrieron tienen algún síntoma y además se va a hacer el ‘matcheo’ entre estos datos y los resultados positivos que van llegando día a día al MSP”, explicó Laurnaga y agregó que además de ese seguimiento aleatorio, en “siete días se va a hacer un cruzamiento de datos general para hacer evaluaciones desde lo sanitario”Los funcionarios del MSP que trabajaron ayer hisopando a trabajadores del Sodre, técnicos, bailarines, autoridades e invitados, comenzaron a procesar resultados a las 14.30 y culminaron cerca de las 20.30 horas. El protocolo era estricto. De eso no hay dudas. Las autoridades que ya habían pasado la puerta de entrada del auditorio, no podían retirarse para volver a entrar, incluso gritaban las respuestas a las preguntas de los periodistas que estaban trabajando allí.En un punto, Da Silveira tuvo que alzar su voz más de lo que ya lo hacía por la distancia entre la puerta y donde él se encontraba debido a una manifestación liderada por Gustavo Salle. Mientras el ministro contestaba consultas, lo interrumpieron los gritos de “vende patria”, “nazi”, “medios alcahuetes del poder” y demás poesías. Los manifestantes antivacunas acapararon la entrada al auditorio y llegaron a ser cerca de 100. Luego se sumaron los trabajadores de la cultura, principalmente del circo y actores de teatro.

Dejanos Tú Comentario

Acción no permitida! HostingServicios.com