Prohibido olvidar: Soledad Morales, 31 años de su Femicidio

MaríaSoledadMorales fue asesinada el 8 de septiembre de 1990. La noche anterior, se había despedido de su familia para ir a una fiesta y elegir con sus compañerxs de colegio a la reina del estudiante, en la discoteca Le Feu Rouge, San Fernando del Valle de Catamarca. Tenía 17 años.

Soledad fue secuestrada, drogada, violentada y abusada por un grupo de varones, luego denunciados como “los hijos del poder”. Las “Marchas del Silencio”, que se realizaban todos los jueves frente a la Casa de Gobierno catamarqueña, la denuncia de la implicación de allegados al poder político provincial en el caso y la incansable movilización de la familia y la sociedad civil, lograron alcanzar la condena de dos de los responsables de este crimen: Guillermo Luque, hijo del entonces diputado nacional Ángel Luque, y Luis Tula, exnovio de María Soledad, a 21 y 9 años de prisión. Ambos cumplieron sus condenas y se encuentran en libertad. En ese entonces, la violencia machista contra las mujeres todavía aparecía disfrazada, mitigada, casi justificada bajo excusas como “crimen pasional” y preguntas sobre qué ropa estaban usando o por qué andaban solas a altas horas de la madrugada. Pero el caso de Soledad fue femicidio. Y desde los movimientos de mujeres, la seguimos recordando cada vez que la impunidad, los pactos de silencio y el encubrimiento se llevan la vida de otra compañera.

Dejanos Tú Comentario

Acción no permitida! HostingServicios.com