Rosh Hashaná 2021, comienzo del año judío

Año Nuevo Judío

Celebraciones de Año Nuevo Judío. Foto: Andrés Aksler

Shaná Tová Umetuká. O en español: “Que tengas un año bueno y dulce”. Ese es el deseo que cada judío dice en el transcurso del primer mes de su calendario. Literalmente “cabeza del año”, el 6, 7 y 8 de setiembre es Rosh Hashaná, el comienzo del año 5782. Pero esa es la primera de varias celebraciones que tienen diferentes significados que aquí son explicados por el rabino Mendy Shemtov de Jabad Uruguay. El año 5782 es un año de Shemitá, un año sabático. Pero, además, es un año embolismal. ¿Qué significa esto? Los 12 meses lunares hacen que el año hebreo sea de 354 días y no de 365 como el año solar. Al igual que existen los años bisiestos en el calendario gregoriano, en el judío se hace un ajuste que recibe el nombre de año embolismal en español. El rabino Mendy Shemtov explicó a El País que si no se produjera este arreglo en las fechas “se perdería un mes cada tres años y una estación entera cada nueve años”. Por lo tanto, se agrega un mes entre el mes de Shevat y de Adar “para no perder el hilo de las estaciones” y para que Pésaj se celebre durante la primavera boreal. En la primera noche, cada familia se reúne para la cena de Año Nuevo. Se sirve la jalá redonda que representa el ciclo de la vida. Una vez bendecida, se remoja en miel para desear que el año que comienza sea dulce. Se acostumbra a iniciar todas las comidas festivas hasta el día de Hoshaná Rabá, el 27 de setiembre, con jalá redonda con miel. Y se evitan los alimentos amargos, agrios o picantes.

Nota:El País

Dejanos Tú Comentario

Acción no permitida! HostingServicios.com