Un Salto al mundo

Hoy están habiendo algunas señales que nos dan idea del nuevo escenario en el que puede posicionarse nuestro departamento. 

Años de letargo nos han encontrado perdiendo posibilidades de inversión, de crecimiento que redundan siempre en el bienestar de los salteños porque aquel que trabajo tenga, dignidad asumirá en su rol dentro de la sociedad.

A la clase política departamental nos corresponde tomar las decisiones adecuadas para que el rumbo cambie y en ese desafío vemos que las posibilidades comienzan a surgir y que nuevos tiempos permiten pensar en un futuro reconfortante.

La llegada de inversiones con grandes proyectos que garantizan puestos de trabajo extendidos en el tiempo, con la masificación de lugares pensados estratégicamente para volver a ser punto de referencia en el norte del país.

La Unión Europea y su delegación de representantes en Uruguay fue otra señal de ese compromiso en la búsqueda de oportunidades, de abrir puertas y tender puentes. Esos mismos puentes que pueden significarnos a Salto y a la región terminar de convivir con esa sensación de olvido por la que hemos transcurrido tanto tiempo.

Un Salto pensado al mundo, actualizado, preparado, fortalecido, imaginando a nuestras futuras generaciones en un escenario que nos posiciones en los mejores mercados, en las mejores posibilidades, en el trabajo, en el bienestar, en la dignidad de ser artífices de nuestros propios destinos.

Así y solo así, abrazamos esta formar de ver y vivir la política. Utilizar la riqueza del tiempo en beneficio de nuestra gente, sabiendo interpretar la realidad y darlo todo en procura de incidir en los cambios que nos hagan verdaderamente sustituir el ostracismo por la acción, por la firmeza de las decisiones que deben tomarse y por la capacidad de decir que no, cuando él no es la única respuesta posible.

Salto se posiciona hoy, en este escenario, en la posibilidad de dar un salto al mundo, de comenzar a jugar verdaderamente en la cancha grande y demostrar que una ilusión, un deseo, una esperanza, puede ser la llave, de esos cambios tan necesarios.

Desde nuestros comienzos en política tenemos los objetivos claros, de cuales serían nuestras acciones y formas de llegarle a la gente, de incidir no solo desde el discurso, sino desde el contenido de lo que verdaderamente estamos convencidos. En ese lugar nos encontraron, encuentran y encontrarán, pero con un escenario que hoy cambió sustantivamente.

Siempre se dijo que el tren pasa una vez. Para Salto han pasado varios y no llegamos a ninguno, aunque en esta realidad de hoy, déjenme decirles que asumimos el compromiso innegociable, que cuando vuelva a tenernos como parada, no lo vamos a dejar pasar bajo ningún punto de vista.

Carlos Silva.

Edil, Lista 50.

Partido Nacional.

Dejanos Tú Comentario

Acción no permitida! HostingServicios.com