Quinto Elemento

Tu portal de noticias

Proyecto sobre deudores

(Escribe senador Germán Coutinho)

Puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que hemos presentado un proyecto serio, viable y, sobre todo, justo. Tras recorrer todas las etapas y recibido, oído y analizado todas las posiciones de los actores involucrados, nos sentimos satisfechos con el trabajo realizado. Por eso, hoy más que defender el proyecto que presentáramos, se trata de hacer justicia y enmendar los errores que distintos gobiernos cometieron, y no habló de partidos sino de los representantes del Estado ejerciendo el gobierno, dándoles una solución digna y necesaria a las más de 20.000 familias que se ven afectadas. De ahí que planteemos derogar los colgamentos 1 y 2, cuyos fundamentos han sido harto analizados, apoyados y recogidos en sendos proyectos de leyes por TODAS las fuerzas políticas, empezando en el año 2001 con el proyecto de Ley de Viviendas encabezado por la Sra. Senadora Lucía Topolansky. Y conste que este error se cometió en un gobierno de mi partido (art. 1). Planteamos también enmendar el error cometido en 2007 cuando se reformó la Carta Orgánica del BHU, se crean los fideicomisos y se deja de prestar en UR para comenzar a prestar solo en UI. Pero se omitió igualar a todos los clientes y pasar los créditos de estas familias a UI y así quedaron rehenes de la UR con todo el perjuicio que esto les acarreó en estos 14 años. De ahí que proponemos reliquidar sus deudas en forma retroactiva al 2007, volcando todo lo pago a valor UI, lo que se debió hacer en aquel momento (art 2 y 3). No puedo aceptar que se diga, como hemos escuchado, que la UR es más beneficiosa que la UI. El argumento cae por sí solo ya que no hay explicación entonces de porqué se dejó de prestar en UR. Por otra parte, en general, los periodos inflacionarios en la economía de nuestro país siempre han sido breves, y coyunturales. Teniendo una larga historia sin embargo de negociaciones positivas por aumentos salariales, por lo que, lógicamente, entendido en el tiempo siempre la UR va a reajustar más que la UI. Vale decir que incluimos una novedad en los proyectos que ha habido sobre este tema, que es dar la oportunidad de cancelar los créditos con un pago contado y una quita del 40%. Si bien es una novedad en los proyectos, no lo es para el BHU, que ya lo ha hecho anteriormente, y la última vez fue en 2002. Se trata de que el cliente haga un esfuerzo, si está en condiciones de hacerlo, dándole una única oportunidad con esa quita para que pueda cancelar el total de su deuda y así terminar su crédito.

Como señalaba más arriba, no solo es un proyecto justo y necesario, sino también viable. En efecto, siempre se ha puesto como traba para avanzar en este tema el COSTO que representa esta solución. De hecho, el Cr. Fernando Blanco al concurrir a esta comisión señaló que tendría un costo de U$S 130.000.000. Corresponde recordar que fue él quien redactó el proyecto Heber por lo que es de asumir que ha de haber analizado la incidencia económica de esa solución. Una vez más repito y subrayo que debemos ser coherentes con lo que sostuvimos como oposición y cumplirlo hoy que somos gobierno. Ahora bien, debemos entender que ese costo no se desembolsa en un momento, sino que se renuncia a cobrarlo a lo largo de 15 o 20 años, pero lo más importante es que ese costo no lo paga el Estado, ni la ciudadanía en general, sino los propios deudores con el pago de sus cuotas. Por cierto, la ANV informó que lo invertido en 2007 para “salvar” al BHU y generar los fideicomisos de los que no se esperaba cobrar mucho, dicho sea de paso, SE COBRÓ, recuperándose en su totalidad. Por lo tanto, los más de U$S 800.000.000 que restan por cobrar serían los que financiarían este proyecto y aún sobraría una suma considerable para Rentas Generales (datos y sugerencias de la ANV). Por último, la ANV y el BHU estimaron una merma del 20 al 25% de los ingresos que reciben de estos deudores, de aprobarse el proyecto. Esto significaría, si lo redujéramos a los 3 años que quedan de gobierno, 6.000.000 menos por año entre las dos Instituciones, según sus números. Recordemos que esa merma de ingresos no va a ser en 3 años, sino en 15 o 20, pero aún así no podemos sostener que eso llevaría a la quiebra al BHU, porque entonces lo que no es viable es el propio BHU. Es hora de sincerarnos y brindar una solución a estos ciudadanos que han confiado en nosotros y esperan una solución que les dé seguridad en relación al “techo” de ellos y sus familias. Germán Coutinho, Senador de la República.

Acción no permitida! HostingServicios.com