Quinto Elemento

Tu portal de noticias

Juez y parte

Todos, todas y todes. Definición genérica de un pensar que pensaba ser anti estigmatizador y descubrió nuestras más tristes bajezas. Porque en lo genérico no terminamos de hacernos cargos de lo individual. Ante situaciones, en las que el poder impone «condiciones» terminamos diciendo que la fácil es todes, nunca yo.

Sin embargo en este nuevo mundo inclusivo seguimos estigmatizando a todos o todas a cuenta de un «todes» que no se hace cargo y termina siendo «yo».

En el poder político, en la gestión, en el mano a mano del trabajo diario, en la calle, para darnos vuelta y mirar, en la ida a buscar los nenes o nenas observando en detalle lo que el género opuesto tiene puesto por ejemplo .

Somos tan «falsos» en esta nueva concepción inclusiva que terminamos no dándonos cuenta que los mismos lugares de poder siguen haciendo exactamente lo mismo con el sexo «débil»? o el sexo «fuerte»! . Condicionamos esa razón y le ponemos rótulos como «compañera», «amorcito», «incondicional» y la usamos para descartarla en el momento que se nos cante hacerlo.

Es jodido vivir este mundo de todas, todos y todes en que las cosas no cambian por más que se insista en el cambio cultural.

Mucho menos aporte se hace desde «comunicadores» que en la primera de cambio en base a historias parcialmente contadas, condenan a él o a ella sin mencionar que su jefe o jefa usó un lugar de poder para marcar su dominio.

Eso si, la condena social no se limpia con el escarnio público tímido del otro, esa mancha no sale. Y tampoco nos creamos todos y todas que se nos obliga bajo coacción a hacer cosas que no queremos.

Todos, todas y todes lo hacemos porque realmente pensamos que el mundo cambió pero para que eso suceda habrá que esperar el próximo meteorito conceptual.

Daniel Caiazzo

Acción no permitida! HostingServicios.com