Quinto Elemento

Tu portal de noticias

Pablo Neruda, a 118 años de su nacimiento

Es considerado entre los más destacados e influyentes artistas de su siglo; además de haber sido senador de la república chilena, miembro del Comité Central del Partido Comunista (PC), precandidato a la presidencia de su país y embajador en Francia. En 1971 Neruda recibió el Premio Nobel de Literatura «por una poesía que con la acción de una fuerza elemental da vida al destino y los sueños de un continente». Entre sus múltiples reconocimientos, destaca el doctorado honoris causa por la Universidad de Oxford.

El escritor Gabriel García Márquez se refirió a él como «el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma»[3]​ y el crítico literario Harold Bloom señaló: «ningún poeta del hemisferio occidental de nuestro siglo admite comparación con él»,[4]​ quien lo considera uno de los veintiséis autores centrales del canon de la literatura occidental de todos los tiempos.

Fue hijo del obrero ferroviario José del Carmen Reyes Morales y de la maestra de escuela Rosa Neftalí Basoalto Opazo, muerta de tuberculosis el 14 de septiembre de 1904.[1][6]​ El 26 de septiembre siguiente fue bautizado en la parroquia San José de Parral.[1]

En 1906 José Reyes se trasladó junto con su hijo a Temuco, donde se casó en segundas nupcias con Trinidad Candia Marverde, quien era llamada «mamadre» por Neruda[7]​ y había sido madre de Rodolfo, nacido en 1895, también hijo de José Reyes.[1]​ En 1907 nació Laura, hija de José Reyes y Aurelia Tolrá; más tarde esta niña fue adoptada por Trinidad Candia.[1]

En Java el 6 de diciembre de 1930,[8][9][10]​ Neruda se casó con la neerlandesa Maria Antonia Hagenaar VogelzangMaruca (Batavia, 5 de marzo de 1900-La Haya, 27 de marzo de 1965;[8][11]​ se la cita como Maruca Reyes, Maruca de Reyes y Maruca Neruda). De esta unión nació en Madrid el 18 de agosto de 1934 una hija, Malva Marina Trinidad, que padecía hidrocefalia.[12]​ Neruda se separó de Hagenaar en 1936 y se divorció de ella a distancia, en México en 1942, divorcio que no fue aceptado por la justicia chilena.[13]​ Malva murió en Gouda (Países Bajos) el 2 de marzo de 1943,[11]​ durante la ocupación nazi, mientras Neruda era cónsul general de Chile en México.​

Neruda se casó en 1943 con Delia del Carril, de quien se divorció en 1955; y en 1966 con Matilde Urrutia Cerda.

Estudios

En 1910 ingresó al Liceo de Hombres de Temuco,​ donde cursó todos sus estudios hasta terminar el 6.º año de humanidades en 1920.En marzo de 1921 se radicó en Santiago y comenzó sus estudios de pedagogía en francés en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile; aunque no tenía gran interés en la pedagogía, sí le interesaba el francés para leer poesía en dicha lengua.

ntorno natural de Temuco, sus bosques, lagos, ríos y montañas marcaron el mundo poético de Neruda; en dicha ciudad escribió gran parte de los trabajos que integraron Crepusculario (1923), su primer libro de poemas.[7]

El 18 de julio de 1917 publicó su primer artículo, Entusiasmo y perseverancia, en el diario La Mañana de Temuco.[1]​ En 1918 su poema «Mis ojos» apareció en la revista Corre-Vuela, donde se publicaron otros tres poemas suyos. Entre este año y 1922, escribió artículos que fueron publicados en los periódicos temuquenses La Mañana y Diario Austral y en revistas literarias de estudiantes de Temuco, la Revista Cultural de Valdivia y Ratos Ilustrados de Chillán.[1]​ En 1919 publicó trece poemas en la revista Corre-Vuela, comenzó a contribuir en la revista literaria Selva Austral y obtuvo el tercer lugar en los Juegos Florales del Maule con su poema «Comunión ideal» o «Nocturno ideal».[1][6]

En 1920 conoció a Gabriela Mistral, por entonces directora del Liceo de Niñas de Temuco,[1][16]​ de cuyo encuentro recordó: «ella me hizo leer los primeros grandes nombres de la literatura rusa que tanta influencia tuvieron sobre mí».[1][17]​ Fue elegido presidente del Ateneo Literario del Liceo de Hombres de Temuco y prosecretario de la Asociación de Estudiantes de Cautín. El 28 de noviembre de dicho año, ganó el primer lugar en poesía de la Fiesta de la Primavera de Temuco.[1]

El seudónimo «Pablo Neruda»

En octubre de 1920 comenzó a firmar definitivamente sus trabajos con el seudónimo de Pablo Neruda,[1]​ esencialmente con el propósito de evitar el malestar del padre por tener un hijo poeta.[18]

Aunque nunca aclaró el origen de su nombre artístico, nunca desmintió, e incluso apoyó, la conjetura de que lo habría escogido en honor al escritor checo Jan Neruda,[cita requerida] del cual habría leído un cuento por esos años que le causó una honda impresión. Sin embargo, la obra de Jan Neruda se publicó entre 1857 y 1883, y 

poco probable que Neruda haya tenido acceso a traducciones entonces —en lugar de esto, se presume que su apodo está inspirado más bien en un personaje de la novela Estudio en escarlata (1887), de Arthur Conan Doyle, donde, en el capítulo IV, el personaje Sherlock Holmes dice ir a escuchar un concierto de Norman-Neruda, una famosa violinista, Guillermina María Francisca Neruda, casada con el músico sueco Ludwig Norman, conociéndosela entonces como Wilma Norman-Neruda—.[19]

El 14 de octubre de 1921 obtuvo el primer premio de la Fiesta de la Primavera de la Federación de Estudiantes de Chile con el poema «La canción de fiesta»,[1][20]​ publicado posteriormente en la revista Juventud.

En 1923 publicó Crepusculario, elogiado por escritores como Hernán Díaz ArrietaRaúl Silva Castro y Pedro Prado.[7]​ En 1924 salió a luz su famoso Veinte poemas de amor y una canción desesperada, donde todavía se nota una influencia del modernismo. Posteriormente, se manifestó un propósito de renovación formal, de intención vanguardista, en tres breves libros publicados en 1926: El habitante y su esperanzaAnillos (en colaboración con Tomás Lago) y Tentativa del hombre infinito.

En 1927 comenzó su larga carrera diplomática, siendo cónsul en Rangún (Birmania), desde donde se desarrolla un notable epistolario con el escritor argentino Héctor Eandi. Luego fue cónsul en Sri LankaJavaSingapurBuenos Aires —donde conoció a Federico García Lorca—, Barcelona —donde conoció a Rafael Alberti— y Madrid. Pregonó su concepción poética de entonces, la que llamó «poesía impura», y experimentó el poderoso y liberador influjo del surrealismo.

En 1935 Manuel Altolaguirre le entregó a Neruda la dirección de la revista Caballo verde para la poesía, donde fue compañero de los poetas de la Generación del 27. Ese mismo año apareció la edición madrileña de Residencia en la tierra.

Acción no permitida! HostingServicios.com