Quinto Elemento

Tu portal de noticias

Un Río de Libertad, a 39 años

El acto del Obelisco (también llamado «Río de Libertad») es como se recuerda en Uruguay a una manifestación multitudinaria de carácter político , de unas 400.000 personas (la más numerosa ocurrida en el país), realizada el 27 de noviembre de 1983 en Montevideo, frente al Obelisco a los Constituyentes de 1830.

esperanza e incertidumbre”, dijo.

A partir de ahí, empezó un período de negociación entre los partidos políticos que no estaban ilegalizados: el Partido Nacional (PN), el Partido Colorado (PC) y la Unión Cívica (UC). Es importante aclarar que, aunque fueran legales, muchas de sus figuras estaban proscriptas, como el caso de Wilson Ferreira Aldunate, del PN. “La proscripción de Wilson no le permitió ser candidato en las siguientes elecciones. Había sido el líder político individualmente más votado en las últimas elecciones en democracia del año 71, y fue una figura emblemática de denuncia a la dictadura en el exilio”, planteó Rico. Lo mismo le sucedió a Jorge Batlle, que entre todos los políticos colorados fue el que mejor representó la oposición a la dictadura y el que “recibió los mayores castigos”.

blanco); las moderadamente opositoras (Unidad y Reforma, Consejo Nacional Herrerista y Unión Cívica) y las vinculadas y proclives al oficialismo (Unión Colorada y Batllista –pachequismo– y Libertad y Servicio de Alberto Gallinal)”, indican los autores en el libro citado.

En esa instancia triunfaron los sectores más opositores a la dictadura dentro de cada partido, y ese fue otro golpe importante para el régimen. Además, según Markarian, las elecciones tuvieron la particularidad del voto en blanco convocado por una parte de la izquierda, específicamente por el general Liber Seregni, líder del Frente Amplio, desde la cárcel. Eso marcó la presencia de una fuerza de oposición que no estaba representada en los intentos de negociación entre políticos y militares.

acreditada en el frente opositor, para disgusto y preocupación de muchos (que no sólo alistaban en las filas del gobierno)”, destacan Caetano y Rilla.

Ante la impresionante multitud, Alberto Candeau, actor de la Comedia Nacional, leyó la proclama que elaboraron Enrique Tarigo (PC) y Gonzalo Aguirre (PN). Bajo la consigna “Por un Uruguay democrático sin exclusiones”, el acto materializó la conjunción de la oposición política por el lado de los partidos y organizaciones sociales. Entre las últimas se encontraban “los sindicatos, estudiantes, cooperativas, las expresiones religiosas, barriales, y distintos tipos de asociaciones que en ese entonces generaron resistencias al régimen”, apuntó Rico. La resistencia clandestina fue otro actor a destacar: “Tanto el plebiscito como las elecciones de noviembre y, sobre todo, el evento del 27 permitieron que las formas clandestinas de resistencia a la dictadura, que se habían expresado en forma no pública, pudieran ir avanzando en un proceso de legalización”.(La Diaria)

Acción no permitida! HostingServicios.com