Quinto Elemento

Tu portal de noticias

Coalición en Salto, las formas son importantes (Marcelo Malaquina)

Claro ha quedado que Salto precisa una coalición departamental para poder gobernar y para ganarle al Frente Amplio. Claro quedó, inclusive, desde antes de las elecciones municipales del 2020 y la propia gente fue quién se encargó de pedirla. Esto parece ser indiscutible. Mirar para otro lado sería perder de nuevo. 

Un hecho político que marcó el final del año 2022 fue la reunión entre Germán Coutinho y Carlos Albisu. Algo que veo con buenos ojos ya que las diferencias entre ambos llevaron a la pérdida de la última elección municipal. 

La diferencia política que encuentro en el mensaje de esas reuniones, es que se da por concretada una coalición, donde supuestamente se marca una hoja de ruta y se invita a otros actores y Partidos a participar. Desde mi humilde opinión, esto debe ser más orgánico, tiene que ser desde los Partidos que se ratifique la coalición departamental. No desde 2 actores políticos, más allá de entender la importancia que tienen en las internas de sus propios Partidos.

Tampoco me parece que esta comunicación errónea sea motivo para dinamitar puentes con el resto de los posibles interesados en participar en una futura coalición. Hay mucha gente valiosa que está para dar una mano y aportar. La idea no es tirar piedras desde atrás del alambrado, la idea es también jugar en la cancha. Para jugar al fútbol se necesitan más que dos personas.

A las coaliciones las hacen los Partido Políticos y los miembros que los integran. Se le busca la forma, se la perfecciona, se la modifica, etc. Esa es una de las tantas funciones de un Partido en una coalición de gobierno.

Pedir garantías para que la coalición sea representativa no está mal, nadie puede sentirse atacado por ello. De hecho esa misma razón fue una de las tantas por las que no se pudo conformarse en las pasadas elecciones del 2020, en donde todo el electorado lo pedía a gritos (boca a boca, encuestas de por medio, etc.) y no se quisieron poner de acuerdo. Nadie debería apuntar contra aquel que quiera una coalición justa. Querer perfeccionar la que hace unos días “nació”, no es ir contra lo que busca gran parte de los salteños. Pedir garantías para una futura coalición y querer mejorarla, con el aporte de todos los partidos de la coalición multicolor, es asegurarle a los salteños gobernabilidad y estabilidad. Cerrarse y no dejar pasar a quién quiere aportar no es el camino. No lo fue en el 2020 y no lo va a ser en el 2025. No podemos repetir la misma historia.

Si bien queda mucho tiempo, es momento de empezar a bajar a tierra todas las ideas y el trabajo que se viene, entendiendo y no olvidándonos, que antes de la elección de los candidatos a Intendente hay elecciones internas, nacionales y un posible ballotage, que seguramente den claridad a los nombres que finalmente terminarán encabezando esta Coalición Salteña.

Acción no permitida! HostingServicios.com